Cargando...

En la última ciudad libre puedes caer y no salir nunca, porque no hay nada que te impida lo contrario. Puedes ser quien tú quieras, o no ser nadie, pero siempre ser bienvenida…

Cargando...
comienzo
Oct 27

El comienzo

Ahora me encuentro en un avión con destino a Inglaterra, sin tener ni idea de lo que me va a deparar el futuro ni qué voy a hacer con mi vida. De hecho, por no saber, ni tan siquiera sé donde voy a dormir hoy.

Cargando...

Hasta uno de esos pueblos llegamos a parar, perdidos en una de las muchas arrugas de este gran anciano, y allí saboreamos el aroma del pan que un artesano cocía al fuego. Unas hogazas en las que se concentraban los esfuerzos de aquellas gentes por domar una montaña inhóspita…

Cargando...

En el coche, camino de mi primer punto del trayecto —la entrada a la autopista de Girona—, reflexiono sobre un millón de cosas: sobre el año y medio que llevamos preparando este viaje alrededor del mundo, sobre cómo será eso de viajar solo, sobre cómo estará mi amigo, sobre…

Cargando...
3
Dic 17

Retratos

En más de un viaje que hice por aquellos lugares que denominamos como remotos, me planteé una serie de cuestiones respecto a lo poco trivial que resulta captar a esa “remota gente” en una foto. Al verme a mí mismo como a mis colegas, me surgieron una serie preguntas en torno a…

Cargando...
Disfrutando de la temporada de lluvia - Lidia Gallardo
Nov 28

El gusanito

Durante años viví una vida normal dentro de mi círculo de confianza, entrando en la espiral de vida cotidiana, marido funcionario, hipoteca, contrato indefinido, embarazos, niños… demasiados factores de riesgo para la vida del gusanito. Todo parecía ponerse en su contra…

Cargando...

El desierto de la Tatacoa es un lugar estéril, una tierra baldía que tan solo produce polvo, ya sea al paso del viento o de los carros que transportan desde Neiva y Villavieja a la minoría de turistas que visitan la región…

Cargando...

No todo viaje ha de ser lejano, ni por el hecho de serlo es mejor viaje; existe también el transitar cercano, la expedición local, el breve peregrinaje. Quizá lo próximo, precisamente por estar aquí en su existir constante, se vuelve invisible al ojo que siempre desea aquel más allí que hoy no está al alcance de la mano, y se prefiere la cara extraña, el color raro…

Cargando...

El tren nos ofrece cinco horas y media de continuo movimiento. Un viaje no tan corto como para pasarlo sin pensarlo, no lo suficientemente largo como para olvidarse del tiempo…