Cargando...

En la última ciudad libre puedes caer y no salir nunca, porque no hay nada que te impida lo contrario. Puedes ser quien tú quieras, o no ser nadie, pero siempre ser bienvenida…

Cargando...

En el camino, seguía pensando en lo difícil que es saber dejar atrás; sin embargo, la carretera que se alargaba frente a mí me recordó lo poco que había vivido y lo mucho que faltaba por venir…

Cargando...

Rumbo a Chignahuapan, en medio de la nada, la vagoneta en la que viajo me deja al borde de la carretera. Me dicen que la Sierra está unos cuantos kilómetros por delante y que si me pierdo, que pregunte dónde queda el mirador.