Cargando...

No todo viaje ha de ser lejano, ni por el hecho de serlo es mejor viaje; existe también el transitar cercano, la expedición local, el breve peregrinaje. Quizá lo próximo, precisamente por estar aquí en su existir constante, se vuelve invisible al ojo que siempre desea aquel más allí que hoy no está al alcance de la mano, y se prefiere la cara extraña, el color raro…